Muchas personas están tristes por el letrero de la tienda KFC colocado en sus puertas: el restaurante no quiere quitarlo

ENTRETENIMIENTO

El dueño de una de las sucursales de KFC decidió hacer algo diferente lo que molestó a algunas personas al mismo tiempo que las sorprendió.

La acción levantó algunas cejas. El dueño puso un papel impreso con algo escrito. Todos los policías uniformados comen gratis todo el día en KFC.

El KFC está situado en Gallipolis en Ohio. El personal de KFC quiere demostrar que las mujeres y los hombres que usan uniforme siempre son elogiados y apreciados.

La foto se hizo famosa y obtuvo 10.000 me gusta y 5.000 compartidos. Los agentes del orden habían superado tiempos difíciles.

Muchas personas están tristes por este letrero de la tienda colocado en la puerta. Esto no importa ya que el personal se niega a mover el letrero.

Comparte la historia con tus familiares y amigos.

(Visited 130 times, 1 visits today)
Califica el artículo
( Пока оценок нет )