Video․․ Fօca se acerca a սn bսzo y tօma sս mano para pedirle qսe le acaricie la panza

OTROS ANIMALES

Gary Grayson, procedente de Salford, Reino Unido, es un amante de las emociones que conllevan cierto grado de riesgo.

Durante toda su vida ha practicado deportes qսe se consideran algo peligrosos, pero un evento sin precedentes tuvo lugar cuando bսceaba en las inmediaciones de las islas Scilly.

Y es que el buzo se encontraba filmando en el fondo del mar en compañía de unos amigos, cuando una foca gris se le acercó para sujetarle la mano. De inmediato le dio la cámara a su compañero y documentó el momento soñado.

«Esta foca gris se me acercó y estuvo 5 minutos conmigo, algo inusual. Luego otra se me subió a la pierna.

Soy un buzo experimentado, pero nunca he vivido nada igual, y eso que suelo vivir la vida al límite. Pero esto es ciertamente algo que nunca había hecho» mencionó Gary para una revista.

Gary no podía creer que la amigable foca quería que le rascara la panza como si fuera un perrito. El video muestra al curioso animal nadando hasta donde se encontraba el afortunado buzo. No todos los días se tiene de compañera a una especie tan singular.

«Normalmente, soy el que lleva la cámara, pero cuando vi que todos estaban encandilados con esta foca, dije: ‘Tú filma, yo quiero ir. Fue asombroso, y algo que jamás olvidaré.

Tengo el video en mi teléfono y lo miro todo el tiempo. De hecho, probablemente ya haya aburrido a todos mis amigos hablando de ello», señaló al medio Daily Mail Gary.

«He estado buceando con focas anteriormente, y las había tenido zumbando a mi alrededor antes, pero jamás tuve una que se quedara tan cerca y durante tanto tiempo y fuese tan amigable, reconoce Gary que nunca tuvo una experiencia similar.

Gary en la actualidad, no está inmerso en el mundo de la fauna marina. Y aunque no niega que aún siente la misma sensación al pensar en el tiempo que vivió, entiende que sus condiciones físicas no le permiten hacer las proezas de antes.

Gary aseguró: «Me metí en el buceo después del paracaidismo. Incluso hice un paracaidismo en mi propia boda en los años ochenta. Ahora he tenido suerte de bucear en todo el mundo después de tomar un semi-retiro y decidí divertirme».

«Es fantástico poder relajarte y tener momentos inolvidables como el de la Isla de Scilly con la foca», menciona con cierta nostalgia, el hombre que podrá contarle a sus nietos que una foca marina le pidió que le hiciera cariño en el fondo del mar.

(Visited 253 times, 1 visits today)
Califica el artículo
( Пока оценок нет )